Mascotas y niños

Foto tomada de Freepik.com

Se ha tenido el tabú de que los bebés o niños de alrededor 1 -5 no pueden tener interacción con los animales domésticos como el perro y el gato, y que hay que alejarlos por miedo a una infección, alergia, miedo a que el perro o gato puedan hacerle algo y un sin fin más de situaciones que hacen que nos alejemos de nuestras mascotas.

Pero lo que aún no se atreve hablar, es que no hay necesidad de regalar, vender o incluso abandonar a tu mascota por la llegada de un nuevo y frágil integrante a la casa, con las medidas necesarias, las precauciones y cuidados, este compañerito de cuatro patas puede ser la mejor compañía para el bebé.  Y según un experto,  “si es factible que el pequeño cree anticuerpos al estar en contacto con la mascota”.

Claramente, tomando las precauciones tales como: que el perro o gato tengan las vacunas al día, que estén aseados, que los utensilios que usa el perro estén lejos de los utensilios del bebé. Lavar bien las manitos del bebé cuando ya termine de tener contacto con la mascota, no dejar que el perro lama en la carita del bebé.

Son pequeños cuidados para que puedan vivir en armonía con tu bebé y tu compañerito de vida, que con amor, entusiasmo, y calidez también puede llegar a ser el mejor amigo y mascota guardián de tu bebé. Así que no tengas miedo de seguir con tu mascota cuando tengas a tu hermoso bebé en casa.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *