El consumo en exceso de azúcar en los niños

Imagen tomada de Freepik.es

Por: Karolaine Luckert Luquez

28 de octubre del 2018, 8:30 p.m.

Para los niños, es tentador una golosina, cereales azucarados, bebidas azucaradas,  galletas entre otras sustancias o alimentos que contengan glucosa. Por ende, los padres deben de tener en cuenta las causas y consecuencias que produce el azúcar en los pequeños si se consume en grandes cantidades. El exceso de azúcar pueden afectar el metabolismo, el corazón, los dientes e incluso en el rendimiento escolar del niño.

Según Alejandra Mora en una entrevista que dio en el periódico el Tiempo “El exceso de azúcar en su dieta afectará el crecimiento, porque se generan una oxigenación celular irregular y una mala coagulación” por tal motivo moderar la azúcar en la dieta de los niños es de suma importancia para la salud, para evitar bajos rendimientos, sobrepeso.  Aunque, sí los niños necesitan glucosa ya que están en pleno crecimiento  y necesitan ‘combustible’ para crecer y ejercitarse, además de que aporta nutrientes. El  equilibrio está en qué consumir y cuanto ingerir.

Hipervínculos

La Organización Mundial de la Salud (OMS) no afirma sobre los grandes peligros que se pueden originar con el consumo excesivo de azúcar. Por ende sugiere que el consumo no debería de  sobrepasar los 37 gramos diarios. Utilizar  una dieta de 1.750 calorías, que  serían  unas 7 cucharadas de azúcar al día. La pediatra Salinas dio un tip sobre como ingerir y/o utilizar la glucosa, “utilizar el azúcar en mínimas cantidades al preparar las comidas y retirarla de la mesa”.  Aunque el exceso consumo en los niños viene del hábito alimenticio de sus padres ya que si un pequeño ve a sus progenitores añadiendo más azúcar a sus bebidas o alimentos, buscará imitarlo hasta convertirse en un mal hábito. 

El comer azúcares simples, como bombones galletas, dulces, chocolates, puede generar la hiperactividad, debido a que ingresan al torrente sanguíneo rápidamente y se absorben del mismo modo, aumentado la energía del pequeño. Causando además problemas de concentración, debido a que la hiperactividad en el niño hace que pierda concentración escolar. Haciendo qué su rendimiento escolar baja de manera considerable.

Además de alterar los niveles de colesterol y triglicéridos aumentan, el exceso contribuye a que haya niños obesos debido al aporte calórico del azúcar y en Colombia la prevalencia de sobrepeso y obesidad en niños en edad preescolar supera el 30 por ciento, según la misma OMS. Y esta obesidad puede generar problemas cardiacos y aumentar la presión arterial. También, puede causar diabetes.

Hipervínculos

Se le recomienda a los padres que los niños consuman las cantidades justas de azúcar y repartirlas en los horarios de las mañana y de la tarde. Pero no golosinas, sino como parte fundamental de sus alimentos, las frutas contienen  buenas cantidades de azucares y pueden ser una gran opción para crear un buen habito de alimentación en los pequeños.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *